[ CAST / CAT ]

No lo digo yo, ni lo dijo Sócrates

No lo digo yo, ni lo dijo Sócrates

“Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros. Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.” Esta cita atribuida a Sócrates, no es suya. ¡Ya les gustaría a muchos llevar razón desde hace más de dos mil años! Data de 1953 y creo que Sócrates, por aquellos entonces ya hacía tiempo que no andaba por estos lares. Es recurrente que los adultos hablemos de esta manera de los adolescentes y jóvenes. ¿Por qué tendemos a vernos a nosotros mismos cuando éramos jóvenes como más responsables? ¿Por qué creemos que nuestra juventud fue más sana y más respetuosa que la de los jóvenes de hoy? Muchas son las preguntas y muchas podrían ser las respuestas que expliquen nuestra manera adulta de pensar. Aquí os dejo una que, con humor y música, podría ser muy válida.  ...

Read More

Aprender sin divertirte: deja de ser agua

Aprender sin divertirte: deja de ser agua

Recuerdo que de niño sentía especial predilección por los adultos que me hacían reír, incluso en el colegio. Aquella profesora, profesor, que conseguía sacarnos una risa en clase tenía nuestra atención asegurada. Por supuesto, después de un poco de jaleo y carcajadas. Ya de adolescente, la risa era la forma más segura de relacionarte en el instituto. A veces, la única que te garantizaba salir vivo de algunas situaciones y superar otras un tanto crueles. De adulto descubro que aprender y divertirse son las dos caras de una misma moneda. Si algo no divierte, no enseña. Si algo te enseña, te divierte. Así solía empezar, hace años, las sesiones grupales con jóvenes en un centro de inserción laboral. Tenemos que lograr dos objetivos – les decía – aprender y divertirnos. Si lo que aprendes no te entusiasma, no te motiva, no te genera una sensación de satisfacción de poco sirve, lo olvidarás rápidamente. Si, por otro lado, lo único que quieres es divertirte no quiero robarte tu tiempo, porque eso lo puedes hacer en tu tiempo libre, cuando tú decidas y sin más objetivo que la propia risa, con tus amigos, de manera espontánea. No es posible – concluía – separar las dos acciones, es como querer, en el agua, separar el hidrógeno del oxígeno. Se puede, pero deja de ser agua. ...

Read More